Freixenet Prosecco


Bodega Freixenet

8.37 € (IVA Inc.)

COMPARTIR
Facebook    Facebook

Freixenet Prosecco de bodegas Freixenet es un delicioso vino espumoso elaborado con las mejores uvas de Glera de la región italiana de Véneto. Un vino único y delicioso. Se caracteriza por su color amarillo pajizo, brillante y efervescente. Por su aroma fresco, afrutado y floral. Y por su sabor, ligero, frutal y limpio.

Estamos seguros de que te gustará, servido a temperatura entre 6 y 8º, como aperitivo y acompañando platos de mariscos, ensaladas, platos vegetarianos y postres.

(Leer Más)

Freixenet Prosecco

Este vino espumoso es un monovarietal de uvas Glera seleccionadas para garantizar su calidad. En su proceso de elaboración, las uvas enteras son sometidas a una presión sutil. El mosto fermenta en frío para conservar los aromas de la variedad de uva. Realiza una segunda fermentación durante unas semanas, en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada. Finalmente, envejece durante un año en barricas de roble Allier nuevas y seminuevas. Y se embotella sin clarificación ni filtrado.

Conoce AQUÍ la selección de vinos espumosos que te ofrece CestaShop al mejor precio.

Tipo de Vino
Espumoso (Prosecco)

Bodega
Freixenet

Marca
Freixenet Prosecco

Uvas
100% Glera

Añada
Sin definir

Vol. de Alcohol
11%

Denominación de Orígen
Prosecco Veneto

Temperatura de Servicio
6-8º

Vista

Color amarillo pajizo brillante y efervescente

Nariz

Aromas frescos y afrutados con aromas cítricos, manzanas y flores

Boca

Fresco, ligero, afrutado y limpio. Notas de limón maduro, pomelo y manzana verde

Envejecimiento

1 año en barricas de roble francés Allier nuevas y seminuevas
ESTA PESTAÑA SÓLO ESTARÁ ACTIVA PARA USUARIOS REGISTRADOS
Ficha Técnica
Nota de Cata
Opinión Clientes

Bodega Freixenet tiene su origen en 1861 al ser fundada por Francesc Sala Farrés. Este negocio familiar comenzó en Casa Sala, el antecesor de la empresa Freixenet que conocemos hoy. Su primera botella etiquetada bajo la marca Freixenet se comercializó en 1910. Era un vino espumoso que acabaría siendo la insignia de la empresa y también del grupo empresarial actual.

Su éxito no tardó y en 1936 ya era el segundo vendedor de espumoso y ya disponía de unas modernas e importantes instalaciones en Sant Sadurní d´Anoia.

Si por algo es conocida esta marca es por el magnífico uso de la imagen corporativa y de la publicidad, de la que ha sido auténtico referente. De hecho, ya en la Exposición Universal de 1929 se presentó el “niño Freixenet” que acabaría siendo el símbolo de la marca. Así, en 1967 se presenta el icónico Freixenet Carta Nevada en televisión. Esta botella acabó identificando la marca y convirtiéndose en el elemento que propició el lanzamiento de la marca a nivel internacional. Después vendrían las célebres “burbujas Freixenet”.

(Leer Más)

OTROS CLIENTES COMPRARON